FAO promueve en RD ganadería climáticamente “inteligente”

Ganadería climáticamente inteligente

FAO promueve en RD ganadería climáticamente “inteligente”

Ganadería climáticamente inteligente. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ejecuta en el país un programa que brinda asistencia técnica a un proyecto sobre ganadería climáticamente inteligente que desarrollan los ministerios de Medio Ambiente y de Agricultura en la cuenca del río Yuna.

El programa se desarrolla en base una respuesta anticipada a la pregunta de si ¿podemos imaginar una ganadería que proporcione alimentos saludables y nutritivos, apoye los medios de vida de millones de personas, desarrolle resiliencia a los impactos climáticos y sea baja en emisiones de carbono?.

Sí, es posible

Carolyn Opio, oficial de Ganadería de la FAO, dijo que este escenario es posible, siempre y cuando los países adopten nuevas formas de producción, una de ellas conocida como ganadería climáticamente inteligente. “El concepto de ganadería climáticamente inteligente nació como una respuesta a la problemática mundial actual donde convive una población creciente que demanda una mayor producción de alimentos, con unos recursos naturales escasos y la amenaza del cambio climático”, indicó la especialista.

Explicó que este concepto se fundamenta en tres pilares: incremento de productividad y mejora de los ingresos de la finca; fortalecimiento de la capacidad de adaptación al Cambio Climático y reducción de las emisiones de Gases Efecto Invernadero (GEI).

La producción ganadera ha sido catalogada como responsable de una parte importante de las emisiones de gases de efecto invernadero. Un estudio de la FAO realizado en el año 2013, indica que a nivel global, un 14.5% de estos gases son producidos por la explotación ganadera tradicional.

Los animales rumiantes como las vacas, cabras y ovejas emiten metano, dióxido de carbono y óxido nitroso debido al proceso biológico de su sistema digestivo. Sin embargo, la mayor parte de las emisiones de gases de efecto invernadero en el sector agropecuario son producidos por los residuos alimentarios y en el proceso de cultivo y producción de los alimentos, asegura Opio.

Aumentar productividad protegiendo recursos

Aunque la emisión de gases de efecto invernadero es relativamente baja en el país, la productividad ganadera también lo es, asegura la especialista de la FAO. Entiende que el reto consiste en aumentar la productividad, protegiendo los recursos naturales y sin elevar las emisiones, para lo cual se requiere incrementar prácticas climáticamente inteligentes.

Fuente: elcaribe.com.do

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *