A Confenagro le preocupa la situación sanitaria de la ganadería y la agricultura

Confenagro

A Confenagro le preocupa la situación sanitaria de la ganadería y la agricultura

La Confederación Nacional de Productores Agropecuarios (Confenagro) expresó ayer su preocupación por la situación sanitaria de la ganadería y la agricultura del país, que afirma afecta gravemente la seguridad alimentaria a causa de la proliferación y debilidad en los controles de plagas y enfermedades que afectan a animales y plantas.

Explica que aunque esos problemas no afectan a las personas, tienen “un gran impacto en la producción agrícola nacional”.

“El país está fuera de control en plagas como la tuberculosis bovina, el Newcastle avícola, la Influenza aviar, la Mosca de la Fruta, el Trips” y otras plagas que afectan las exportaciones de frutas y vegetales al mercado europeo, expresó el vicepresidente ejecutivo de Confenagro, Hecmilio Galván, al pronunciar las palabras de inicio de un encuentro sobre la situación de la sanidad agropecuaria en el país.

Consideró que es imprescindible revisar y actualizar la legislación sobre sanidad animal y vegetal, que permita también el desarrollo de capacidades para la agroexportación, porque “las leyes vigentes ya están desactualizadas para garantizarle una efectiva protección sanitaria al país”.
En el encuentro, al que asistieron productores agropecuarios de distintas zonas del país, directivos de Confenagro sugirieron crear el Instituto Nacional de Sanidad Agropecuaria y la Inocuidad de los Alimentos (INSAIA), que sería un organismo descentralizado para articular las acciones en materia de sanidad e inocuidad del país.

En la actividad, coordinada por Galván, participaron con explicaciones técnicas Emigdio Gómez, exdirector de Sanidad del Ministerio de Agricultura, y Guido Gómez, representante de OIRSA en el país.
También presentes Luis Ramón Rodríguez, exministro de Agricultura; Buenaventura González, presidente de la Asociación Dominicana de Ingenieros Agrónomos (ADIA); Gregory Marte, director ejecutivo de la Asociación Dominicana de Avicultores y Pedro Musa, director de Relaciones Públicas de Confenagro.

Otras amenazas para el sector agropecuario del país, según Confenagro, son la posible entrada de plagas peligrosas como el Fusarium Raza 4 Tropical de las Musáceas, que destruiría la producción bananera y de plátanos; la Monilla del cacao, que devastaría la cacaocultura nacional, así como la Tuta Absoluta, eliminador del tomate, que podría destruir la producción de tomates industrial.

Además, “en el área pecuaria, estamos amenazados por la Fiebre Aftosa que podría devastar el hato ganadero del país, pero también la Fiebre Porcina Africana, que sería catastrófica para la producción de cerdos”.
Confenagro sostiene que es lamentable que esas situaciones ocurran, “ante el desmembramiento total de los programas de control y de prevención de la sanidad agropecuaria”.

En cuanto a la legislación vigente, sobre Sanidad Agropecuaria, advierte no está a tono con los tiempos.
Precisó que la Ley 4990 sobre sanidad vegetal, de septiembre de 1958 y las disposiciones sobre sanidad animal contenidas en la Ley 4030, del 15 de enero de 1955, que declara de interés público la defensa sanitaria de los ganados del país, y la Ley 311, de Registro de Plaguicidas de julio de 1968, hay que actualizarlas.

Explicó que eso demuestra que el país no tiene un moderno sistema de protección zoosanitaria, acorde con los requerimientos nacionales del momento.

Confenagro planteó se cree la red de laboratorios agrícolas, pecuarios y de inocuidad a nivel nacional, y articular una política de sanidad agropecuaria que dé garantía a la seguridad alimentaria del país, la inocuidad de los alimentos y permita la expansión de las exportaciones nacionales.

Fuente: hoy.com.do

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *