Las fincas de agricultores del país serán georeferenciadas